Concurso Roscón de Reyes 2013

Concurso Roscón de Reyes 2013

Con una prueba bastó

Ignacio Álvarez, ganador del Concurso 2012-2013

Ignacio Álvarez era la primera vez que se presentaba al Concurso y lo hizo “presionado”, sobre todo, por su hija Rebeca de 10 años que estaba convencida de que el rosco de su padre era el mejor de Navarra.

Ignacio nos cuenta cómo vivió, de principio a fin, este Concurso.

Ignacio, ¿cómo recibiste la noticia de que tu rosco era el ganador?

Estábamos comiendo en un restaurante céntrico con la familia. Después de entregar el rosco al Concurso al mediodía, dimos una vuelta por la parte vieja de Pamplona y decidimos quedarnos a comer por la zona. Cuando recibí la llamada de la organización del Concurso, en un principio, no me lo creía. Fue una auténtica sorpresa, además, no era el tercer o segundo premio, sino que éramos los ganadores.

Tu hija Rebeca tuvo un peso importante para que participaras en el Concurso, ¿por qué no querías presentarte?

Mi familia y amigos siempre me habían dicho que el rosco que preparaba era muy rico, pero nunca había dado el paso final para presentarme. Pero, debido a la insistencia de mi familia, sobre todo de mi hija Rebeca, decidí participar y probar suerte.

Aunque, en realidad, yo no estaba muy convencido. Cristina, mi mujer, dice que accedí a presentarme solo para que se callaran todos los que me animaban a participar.

Cuéntanos, ¿cómo fue el día del Concurso?

Me levanté a las siete de la mañana para preparar bien la masa del rosco. Una vez hecha, dejé que reposara durante una hora y, tras dar la forma correcta, otra vez le di un reposo de una hora. Y, habiendo calentado previamente el horno, lo metí para darle el toque final. Antes de las doce lo entregaron Cristina y Rebeca en el Hotel Tres Reyes porque, desde el principio, yo dije que no iba a entregarlo en mano. Era la condición para presentar el rosco.

¿Cómo te ayudó tu familia en la elaboración del rosco?

El peso de la elaboración lo llevé yo, pero mis hijas me ayudaron con un asunto esencial como es la decoración del rosco. Tanto Rebeca como Emma, mi otra hija de 5 años, fueron las encargadas de incluir todos los detalles que hacen que sea más apetecible visualmente. Hay que recordar que sin la insistencia de mi familia no me hubiera presentado al concurso. Su aportación fue vital.

¿Dónde conseguiste la receta?

Antes utilizaba una receta distinta pero decidí cambiar para la ocasión, así que busqué una nueva. La encontré en Internet y, además, me ayudó ver vídeos en Youtube donde explican cómo hacer un buen rosco.

¿Cuántas veces habías probado la receta antes del día del Concurso?

En realidad, una única vez. El 28 de diciembre del año pasado celebramos una cena en mi casa con unos amigos y decidí que era una buena prueba. A todo el mundo le gustó muchísimo el rosco y hubo un caso que me sorprendió. Mi amigo Félix, que no le gusta mucho el rosco, se comió más de la mitad. Era un indicio de que no estaba mal la nueva receta.

Como todos los participantes, pudiste acudir a la Fiesta de Clausura celebrada en febrero. ¿Qué te pareció?

Me sorprendió la cantidad de gente que acude. Además, fue impresionante comprobar cuántos regalos se reparten entre los participantes de los muchos concursos que organiza la Asociación de la Cabalgata. En esos momentos, te das cuenta de cuánta gente participa en los diferentes concursos que se organizan.

Gracias a tu victoria, pudiste viajar con tu mujer a Colonia (Alemania). ¿Cómo fue la experiencia?

Nos lo pasamos muy bien, la ciudad nos gustó mucho y nos sorprendió gratamente la gente. Fuimos en los primeros días de junio y pudimos disfrutar de un buen tiempo. La verdad es que fue una experiencia impresionante.

¿Qué fue lo que más os impresionó?

Sin duda, la catedral con las reliquias de los Reyes Magos que tiene en su interior. Ya habíamos leído en esta revista que las reliquias estaban en esa iglesia pero, verlas in situ, fue increíble. Fuimos con mucha ilusión y volvimos encantados con todo lo que habíamos vivido.

Roscón ganador del concurso – Ingredientes para dos roscos

  • 340 gr de harina de fuerza
    1 pizca de sal
    15 gr de levadura
    120 gr de leche
    60 g de mantequilla
    70 g de azúcar
    2 huevos
    2 cucharadas de agua de azahar
    3 cucharadas de ron blanco
    Corteza de un limón, lima y de una naranja rallados
    Fruta confitada (calabaza, guindas, naranja, limón)
    Prefermento
    90 gr de harina
    50 gr de agua
    2 gr de levadura

Modo de hacer

Disolver la levadura en el agua templada y añadir harina hasta formar una bola suave. Llenar de agua caliente un recipiente hondo, meter dentro la bola hasta que suba a la superficie. Hervir la leche con canela y corteza de naranja.

Colocar la harina en forma de volcán y mezclar con azúcar, la levadura desmigada, las ralladuras, ron, agua de azahar y huevos enteros. Cuando se ha unido todo añadir la bola de levadura y amasar 5 minutos, añadir la mantequilla blanda y seguir amasando durante 15 minutos más, colocar en un sitio templado durante 1 hora, hasta que doble su tamaño. Sacar el aire a la masa y formar los roscos, pintar con huevo, dejar que suba de nuevo, aprox. 1 hora, pintar de nuevo con huevo y adornar.

Cocer a horno fuerte 225-250 ºC durante 20-25 minutos hasta que esté dorado.

Concurso Roscón de Reyes 2012

Un postre hecho a 10 manos

Familia de Loreto Gabari, Ganadores del Concurso 2011-2012

Todos los miembros de la familia de Loreto Gabari, la ganadora del concurso Roscón de Reyes, participaron en la elaboración del postre casi por igual. Todos quisieron amasar el roscón para poder presentarse al concurso por primera vez. Su marido, Javier Escaray, compartió a partes iguales el protagonismo con Loreto mientras sus hijos Irati, Unai y Asier les asistieron como ayudantes de cocina.

Loreto Gabari y Javier Escaray disfrutaron de un fin de semana en Colonia al resultar ganadores del concurso. Hacía mucho tiempo que no viajaban los dos solos ya que sus hijos les mantienen bastante “entretenidos” desde hace 5 años, así que se lo tomaron “como un fin de semana romántico”.

A la familia Gabari-Escaray le gusta mucho la Navidad, más aún teniendo tres hijos pequeños. “Antes también nos gustaba. Tenemos una colección de figuritas para el belén, alguna de ellas hecha expresamente por un amigo en Cataluña y otras como una figura que traje precisamente de Colonia en un viaje anterior y por lo visto esta figurita nos habrá traído suerte”, resalta Javier.

La pareja hizo el viaje en el mes de junio y se dedicaron sobre todo a “callejear”. Hicieron un cómodo vuelo Pamplona – Madrid – Düsseldorf y estuvieron la mayor parte del tiempo en esta última ciudad. Se trasladaron por tren a Colonia (40 kms.) donde pudieron contemplar la Catedral donde, según la tradición, se encuentran las reliquias de los Reyes Magos. Kölner Dom o la Catedral de Colonia es uno de los edificios más emblemáticos de toda Alemania y forma parte del Patrimonio Mundial de la Humanidad. Se trata de una espectacular iglesia de estilo gótico, que comenzó a construirse en 1248 y no se terminó hasta 1880. Se encuentra situada en el centro de la ciudad y es el monumento más visitado de Alemania.

Para Javier era su segunda visita a Colonia. “Estuve hace 5 años cuando Loreto estaba embarazada de nuestra primera hija, Irati. Tenía un amigo que vivía allí y fui a visitarle. Seguramente lanzamos alguna moneda que nos trajo suerte porque pudimos repetir gracias a que los abuelos se quedaron cuidando a los niños”. Loreto apuntó que, “sobre todo nos perdimos por las calles de Düsseldorf y Colonia paseando, viendo mercados, a la orilla del Rin y, cómo no, subimos los 509 escalones de la torre de la catedral, algo para lo que hay que estar en forma”. A la vuelta, sus hijos dieron fe de que les trajeron los regalos prometidos en forma de anillos, vasos de princesas, etc., etc.

Un roscón de madrugada

La idea de presentarse al concurso surgió por repetición. “Paseando toda la segunda quincena de diciembre por la calle Mayor veía todos los días los carteles del concurso, que son muy llamativos y el día anterior a presentarlo me decidí”, explicó Loreto. Era la primera vez que participaba aunque el sexto que había cocinado hasta la fecha. “Hace un par de Navidades practicamos a hacerlo con unos amigos pero no nos salía bien. Después le cogimos el tino y en celebraciones del colegio o alguna fiesta especial hacíamos nuestro roscón”. A las diez de la noche del día anterior a la entrega de los roscones se pusieron manos a la obra y a la masa y no pararon hasta tenerlo acabado, cuando ya el reloj marcaba las 3 de la madrugada. Para ello utilizaron una receta tradicional aunque opinan que el secreto para que salga perfecto es “amasar a mano durante 15 minutos sin parar”. Según Loreto, “no es que sea un postre muy costoso, pero hay que esperar a que fermente 2 veces, porque luego, con 15 minutos en el horno es suficiente”.

Otro de los secretos que la familia Gabari- Escaray no esconden es el empleo de agua de azahar junto a los tradicionales ralladura de naranja, limón, canela, harina y, en este caso, un huevo procedente de las gallinas caseras que tiene el abuelo paterno. Además, calientan la leche y la mantequilla mucho para que la levadura se funda bien y no se creen grumos. “Como no teníamos nata y para que aguantara mejor hicimos crema pastelera casera”.

La experiencia vivida por esta familia en torno al roscón les ha gustado tanto que en palabras de Loreto, volverán a participar otra vez en esta edición del concurso. “Cuando me llamaron para decirme que había ganado pensé que era una broma pero ahora, sabiendo que nos sale bastante bien, repetiremos en el concurso. A veces te pones el listón muy alto por haber ganado pero, la verdad es que también influye la suerte porque una veces lo pruebas y sabe mejor que otras”.

En esta familia se hacen muchos otros postres como mazapanes, bizcochos, tartas, rosquillas, pan, bollos suizos… “El invierno es muy largo y nos tomamos la repostería como un taller para los niños porque en algo hay que tenerlos entretenidos”, explica Loreto. El abuelo paterno es cocinero de profesión y fue quien acudió a probar sus primeros roscos “aunque él no ha hecho nunca ninguno”, sentencia Javier

Concurso Roscón de Reyes 2011

Concurso Roscón de Reyes 2011

ANA MONEO

Ganadora del Concurso 2010-2011

Ana Moneo, nos cuenta que nunca había cocinado un roscón, pero sí que tiene gran experiencia en cocinar todo tipo de postres.

La repostería es uno de sus hobbies y entre sus recetas favoritas se encuentran las magdalenas, los macarrons, las rosquillas o cualquier tipo de tarta.

Recuerda que cuando decidió participar en el concurso, su hijo, que es cocinero, le dijo “si no te levantas a las 5 de la mañana para hacerlo, no ganas”. Así que Ana se puso a practicar e hizo cinco roscones antes de dar con el perfecto.

Comenta que lo más importante para hacer un roscón es “tener paciencia y la experiencia”, pero sobre todo es fundamental hacerlo el mismo día para que quede tierno y esponjoso. Como anécdota nos cuenta que compró una paellera para cocinar el roscón, ya que necesitaba tener unas dimensiones concretas y éstas eran perfectas. “Le quité las asas a la paellera y ahora la utilizo para hacer arroces al horno que me quedan muy ricos” añade entre risas.

Para el concurso, Ana elaboró dos roscones. El primero lo cocinó la noche anterior, por si el otro no salía como esperaba. Pese a haberse acostado a las doce de la noche el día del concurso se despertó a las cinco de la mañana, siguiendo el consejo de su hijo, y cocinó el que, todavía sin saberlo, sería el roscón ganador.

Presentó el roscón relleno de nata, decorado con almendras laminadas y algunos arándanos. El trabajo estaba hecho, ya sólo quedaba esperar. Ana ganó y así es como finalmente pudo visitar Colonia y contemplar

Como premio disfrutó, junto con su hija Yosúe, de un fantástico viaje a Colonia (Alemania) en cuya catedral se encuentran, según la tradición, se encuentran las reliquias de los Reyes Magos.

Ana nunca había participado en el concurso y cuando le preguntamos cómo y por qué se animó a participar la respuesta fue cuanto menos, curiosa. Pocas semanas antes, en el puente de San Francisco Javier, realizó un viaje con su hija a Bélgica. En el avión de vuelta, una chica que había visitado Colonia les comentó “nunca había visto una catedral tan bonita como la de Colonia” y aquello picó la curiosidad de Ana. Cuando volvieron a Cascante, al ojear el periódico, encontraron un anuncio del concurso del roscón. Ana nos cuenta que al ver que el premio consistía en un viaje a Colonia pensaron “esto sí que merece la pena”, y por ello, ella se animó a participar.

La primera parada del viaje fue Düsseldorf, donde aterrizó el vuelo y se hospedaron la primera noche. Los padres de Ana fueron de los primeros españoles en emigrar a Alemania y vivió allí durante 6 meses cuando sólo tenía 3 años. Desde entonces nunca había vuelto, y poder conocer la ciudad le hizo especial ilusión.

En Düsseldorf, le llamó la atención el ambiente de negocios, de gente trajeada. “La calle olía genial por la cantidad de puestos callejeros de comida para llevar, que además estaba muy rica”, nos cuenta Ana.

Al día siguiente viajaron a Colonia. “Así como Düsseldorf era una ciudad de negocios, Colonia me pareció mucho más turística y llena de tiendas”, comenta. Lo que más le impresionó fue poder contemplar, nada más bajarse del tren, la imagen de la majestuosa catedral de estilo neogótico. Entraron, pero no pudieron ver las reliquias de los Reyes Magos porque esa zona se encontraba en obras.

Realizaron el viaje en junio y, a pesar de alguna lluvia aislada, la buena temperatura acompañaba. Ana recuerda ver mucha gente joven sentada en la escalinata de la catedral y turistas paseando.

Cómo no, probaron los platos típicos alemanes: salchichas, codillo o la conocida tarta “Selva Negra” que merendaron en el famoso Museo del Chocolate. También tuvieron tiempo para subir a la torre de la catedral y pasearon hasta el final del puente desde donde obtuvieron esta fotografía en la que se contempla la ciudad de fondo.

Para continuar el viaje, Ana y Yosúe, decidieron realizar un paseo en barco por el Rin; dice que fue lo mejor del viaje. “Sólo por ver las orillas del Rin, merece la pena. Tanto en la margen derecha como en la izquierda podían verse multitud de castillos”. El viaje en barco les permitió parar en diferentes pueblecitos y para Ana éstos fueron el gran descubrimiento del viaje: Remagen, Bacharach, Linz, Sankt Goar, Koblenz…

“Bajas de la estación y crees que te han engañado porque sólo ves una muralla, pero una vez que pasas el arco y entras en la ciudad es precioso, todo muy típico, de cuento”, relata Ana, “los pueblecitos eran preciosos, todo muy cuidado, llenos de flores. La gente era muy amable, a más no poder”.

Concurso Roscón de Reyes 2009

VICENTE PASCUAL

Ganador del Concurso 2008-2009

Vicente Pascual fue el ganador del primer premio del 8º Concurso Roscón de Reyes, en la edición convocada en 2009. Era el segundo año que se presentaba y ya el año pasado apuntaba maneras, ganando el segundo premio.

Para Vicente, participar en el Concurso Roscón de Reyes es una oportunidad única para colaborar con todo lo que tiene que ver con la Navidad ya que, como bien apunta “me presento por que realmente me gustan las navidades”.

Su vínculo con los roscones y la restauración en general viene desde hace mucho tiempo atrás. La idea de presentarse al concurso de Roscón de Reyes empezó casi por casualidad, ya que su cuñado –visto el arte que tenía cocinando platos tradicionales y repostería– fue quién le animó a que participase.

Fue así como empezó el reto para Vicente. Aceptado el reto vinieron las pruebas culinarias, y su familia encantada. Lo primero que hizo fue hacerse con una receta de su cuñada y añadirle algunos cambios. Una vez con la fórmula mágica ya definida, empezó a preparar roscos de nata, de crema, vacíos…etc.

Aunque cree que lo ideal es mantener la tradición del roscón de toda la vida, con nata, no le parece nada mal que se innove en la cocina y él no se queda atrás. Pese a que aboga por el uso de ingredientes tradicionales, y más sabiendo que en el concurso se tienen muy en cuenta, no se olvida de algunos menos habituales. Así, los roscos de Vicente saben a: harina, levadura, azúcar, huevos, mantequilla, agua de azahar…y también a ralladura de limón, de naranja o incluso de mandarina.

No le gustan los licores dulzones por lo que suele usar siempre licores más secos. Pero el secreto de su receta no está en ningún ingrediente, si no en la elaboración de la masa, “ya que la fermentación y el amasado son muy importantes”. Por eso, para conseguir que la masa tuviese una frescura especial y una textura sin igual, el año pasado se levantó a las 4 de la mañana para prepararla y así poder presentarlo al concurso fresquísimo. Este año, que se volverá a presentar, no será para menos, ya que pretende que la masa tenga aún más frescura, por lo que intuimos que madrugará mucho más.

Para Vicente otro de los aspectos más importantes a cuidar, es la calidad de la nata, por lo que siempre procura usar nata para montar de la máxima calidad. Según nos cuenta Vicente, una de las características imprescindibles que debe tener todo Roscón ganador es que “no tiene que ser empalagoso”. Con el “apoyo moral” que le brinda su mujer, Idoia Astrain, este año también intentará sorprender al jurado con un roscón bastante parecido al del año pasado.

En 2009 también se esmeraron en la elaboración del Rosco Inés Borromeo de Samgüesa, que obtuvo el segundo premio, consistente en “Pan del día gratis para todo el año, así como la pastelería para sus celebraciones”, y Nati Donamaría de Ansoain, tercera en el podio, que ganó una comida o cena para dos personas en el Restaurante Europa.

Gracias a ganar el primer premio del concurso disfrutaron de un fantástico viaje a la ciudad alemana de Colonia (Köln, en alemán). Vicente e Idoia disfrutaron del viaje con doble ilusión, ya que lo aprovecharon para celebrar sus 10 años de casados.

Colonia les pareció una ciudad “muy bonita, ordenada y muy limpia”. La Catedral de Colonia, que a la tardes emite un color rosáceo, está situada en el centro de la ciudad, junto al Rhin. Dicha Catedral se empezó a construir en 1248 y se acabó en 1880. Como bien comentaban Vicente e Idoia, “la catedral es colosal, no habíamos visto ninguna igual”. Y no es para menos, ya que cuando terminaron de construir las torres fue la catedral más alta del mundo, con 157 metros.

Actualmente es la segunda catedral gótica más alta del mundo, después de la de Sevilla. Esta majestuosa catedral alberga, desde 1164, las reliquias de los Tres Reyes Magos de Oriente, dentro de un sarcófago de 350 kilos de oro, plata, piedras preciosas, esmaltes y figuras de marfil. La pena fue que, cuando Vicente e Idoia visitaron la catedral, se celebraban muchos actos religiosos y no les permitieron acercarse hasta el sarcófago. Pero de lo que sí pudieron disfrutar fue de “la paz total que impregnaba toda la Catedral”.

Aprovechando el viaje, visitaron también el museo Romano y el de Arte Moderno y, por supuesto como buenos aficionados a la gastronomía, sobre todo Vicente, probaron diferentes platos, cervezas y hasta salchichas de medio metro de largo.

Y nos dejaron claro también lo qué iban a pedir a los Reyes Magos; salud para toda la familia y el poder presentarse durante muchos años seguidos al concurso.  Pero seguro que también pedirán mucha suerte para volver a ganar otra ver el primer premio y así poder seguir disfrutando de todas las maravillas de la ciudad de Colonia.

Concurso Roscón de Reyes 2008

Dulce comienzo de año, sin duda, para los que degustaron los Roscones de Reyes ganadores del concurso de 2008, pero más dulce si cabe para quienes ocuparon el podio. En un certámen de muy alto nivel y nutrida participación, resultó vencedora con su  eaboración Fely Conde, acreedora del primer premio, consistente en un viaje a Colonia (Alemania) para dos personas visitando las Reliquias de Los Reyes Magos.

El segundo puesto lo obtuvo Vicente Pascual, ganador de pan del día gratis para todo el año, así como la pastelería para sus  celebraciones. El tercer pero no menos meritorio galardón lo consiguó Cristina Otano, cuyo premio fue una comida o cena para  dos personas en el Restaurante Europa. Bajo esta líneas reproducimos el contenido del pergamino con el que la ganadora, Fely  Conde, tiene por costumbre acompañar su Roscón.

Los integrantes del jurado de 2008 ante los variados y apetitosos Roscones de Reyes presentados a concurso.

El 6 de enero, se celebra la llegada de los Tres Magos que fueron desde Oriente a Belén para adorar al niño Jesús. Esto sigue  impresionando mucho a los niños y a los mayores. Según en que países perduran viejas costumbres. Una de ellas decía que en la  Epifanía había que escoger al “Rey” por eso se elvoaban hoy roscones, en los que se esconde un haba.

El que la encuentra dentro de su trozo, al degustarlo, se le considera el rey de la fiesta y debe pagar el coste del roscón. En  algunos países, el reparto del roscón de reyes debe hacerse según ciertos ritos, antes muy respetados. En primer lugar, el mayor  de los presentes debe reservar una parte del roscón “Para nuestro Señor”. Antiguamente, las mujeres y los niños pobres iban de casa en casa el día siguente de Reyes pidiendo “la parte de nuestro Señor” Se les daba entonces el primer pedazo, que se había guardado para ello.

En otras regiones el cabeza de familia cortaba el pastel de reyes en tres partes: una para nuestro Señor, una para los ausentes y  una tercera para los pobres. La madre ponía el trozo de los ausentes en un armario y si se enmohecía rápidamente significaba  que un ausente estaba enfermo o incluso muerto. Por su parte, los pobres podían recoger su trozo, que se dejaba en la repisa exterior de la ventana.

El Roscón de Reyes

El Roscón de Reyes

La fiesta en honor al Dios Jano en Roma en la que se repartían tortas redondas con un premio dentro y el afortunado que encontrase el regalo se convertía en “rey por un día”; o en algunos banquetes en la edad media se metía una judía en un pan con miel, y el que diese con ella era nombrado el “rey del banquete”; son dos de los ejemplos de leyendas que giran alrededor del  origen del Roscón de Reyes.

Pero fuese cual fuese su origen, “lo importante es que concursos como este sirvan para mantener tradiciones tan bonitas y dulces como la de este singular postre”, comenta Pío Barbería, miembro del jurado del Concurso Roscón de Reyes y profesor de la Escuela de Hostelería Ibaialde de Burlada.

En Burlada nos recibió este ilustre maestro de hostelería con muchos años como cocinero entre fogones. La profesión le viene de familia. Nos comenta que le gustaría “decorar las tartas como lo hacia mi madre, y guisar y hacer repostería al estilo de mi abuela. Pero eso es imposible, porque no hay dos recetas que salgan igual, todo depende de las manos del cocinero”.

Ataviado con el uniforme de batalla, nos contó los entresijos del concurso. “Una buena presentación, una textura agradable, un sabor inimitable, la más rotunda tradición, una pequeña novedad, el duro trabajo…”, son algunas de las características que según Pío debe tener todo buen roscón y más para que este jurado lo considere ganador.

Como a buen entendedor pocas palabras bastan, ir tomando nota si queréis ganaros el favor de vuestros comensales. La masa es fundamental y el elemento más importante. Muchos son los puntos que hay que tener en cuenta para conseguir una masa  perfecta: “debe vigilarse la temperatura y el tipo de fermentación, hay que tener cuidado con la levadura y no pasarse con la sal,  y conseguir que quede esponjosa”, son los consejos que aporta Pío. Pero también dependerá del cocinero, que debe de tener buen ojo para obtener una masa brillante, lisa, bonita, que no se pegue a las manos y que de gusto tocar.

Por otro lado, Pío resolvió rápido el debate sobre el relleno de nata o de crema, “la nata nos da esa textura única al roscón”. Por  ello, nos dio las bases para conseguir un relleno de nata delicioso, y es “meterla en el congelador para que esté bien fría a la hora  de batirla, luego ya depende de lo goloso que sea cada uno a la hora de añadirle azúcar”.

Para finalizar, destacó que “todos los participantes deben estar orgullosos de su labor, ya que a cada uno de los roscones le  dedicamos mucho tiempo. Prueba de que cada año la calidad es mayor”.

Concurso Roscón de Reyes 2007

Concurso Roscón de Reyes 2007

CASILDA BLANCO
Ganadora del Concurso de las Navidades 2007

El día de reyes y el correspondiente rosco hacen sin duda una de las más típicas parejas de la memoria colectiva.

Starsky y Hutch, el Profesor Jeckyll y Mister Hide, el Gordo y el Flaco o Tip y Coll, serían dúos anodinos junto a semejantes protagonistas. Y si encima nos hemos portado bien y los reyes nos traen regalos, viviremos uno de los días más entrañables de la navidad. Lo que viene a ser un día redondo, pero esta vez comiendo rosco y no donuts, como nos sugiere el anuncio…

Este año el rosco que ha merecido el premio, el que se lleva la guinda, es uno que deslumbra en su secreto. Sólo a alguien con mucho recorrido en la cocina habría dado una clave de este talante, que la crema se sirva en su punto exacto justo antes de comer. ¡Brillante! No sólo es hacerla buena, sino servirla justo antes de comerla para que no pierda absolutamente nada.

¡Enhorabuena Dª Casilda! Hemos podido hablar con ella y nos ha comentado que hacer roscos es “una cuestión de familia” y que cree que ganó por eso, porque lo presentó recién hecho. De hecho, aunque no se aprecia bien en la foto, su rosco no lleva la crema puesta. Y es que cuando lo fotografiaron no era la hora de comérselo.

El Rosco de Reyes suele traernos más de un recuerdo. A Dª Casilda Blanco le traen recuerdos de “mucha alegría, la infancia, los regalos de mis hermanos mayores, porque mis padres no podían gastar en juguetes”

No hemos perdido la oportunidad de preguntarle a la ganadora qué le pediría a los reyes para este nuevo año 2008. “Que traigan la paz para todos. Que todo el mundo se sienta querido”, nos responde esta gran cocinera.

Por si alguien quiere tomar buena nota les presentamos la receta ganadora y recuerden, el secreto es: en su punto, justo antes de comer.

RECETA DEL ROSCÓN GANADOR: INGREDIENTES:

• ½ l. de leche templada.
• 200gr. de mantequilla, que no esté fría.
• Ralladura de una naranja y un limón
• Una copa de coñac.
• 200gr. de azúcar
• Cinco huevos.
• 60 gr. de levadura.
• Harina, la que admita, alrededor de 1,5 Kg.
• Frutas escarchadas.

ELABORACIÓN:

Diluir la levadura en la leche templada, añadir los demás ingredientes, menos la harina; mezclar bien y después incorporar la harina, y amasar hasta que quede una masa que se desprende un poco del recipiente.

Dejar subir unas dos horas; formar las piezas, y dejar subir otra hora y media, aproximadamente, dependiendo de la temperatura ambiente. Pintar con huevo batido, decorar con frutas escarchadas cortadas en láminas, espolvorear con azúcar.

Meter en el horno a 180- 190º C unos 15′.

Concurso Roscón de Reyes 2006

Concurso Roscón de Reyes 2006

FELY CONDE
Ganadora del Concurso de las Navidades 2006

Fely Conde De la Calle, fue la ganadora de la pasada edición del Concurso Roscón de Reyes. Experimentada cocinera y repostera, Fely cree que hay que respetar las recetas en cuanto a su origen tradicional, y hay que ser muy generoso, también a la hora de cocinar.

“Yo me esmeré mucho en la presentación, por que creo que es algo que se valora mucho, y el Rosco que hago yo siempre lleva un pergamino con la leyenda de los Reyes, o con la historia de esta tradición cristiana. En cuanto a los regalos, cuando lo cocino para gente mayor, busco que sea siempre un detalle con algún tipo de utilidad”.

En el momento en el que ganó el concurso, Fely “estaba inmersa en la puesta en marcha de la Asociación Onabide, en la Rochapea, de orientación cristiana, dedicada a las actividades extraescolares y de tiempo libre para chicas a partir de los 7 años, y en la que doy clases de cocina y repostería”.

No sin las inevitables reflexiones, Fely decidió en aquel momento aplicar el principio de la generosidad al viaje que le correspondía, y lo regaló a su vez a “una pareja de amigos que vive en Palma de Mallorca, a la que me parecía que les gustaría y les vendría muy bien el viaje. Ni que decir tiene que lo aceptaron encantados y me tuvieron al día de sus visitas y de todo lo que pudieron ver en Colonia con los mensajes al móvil y con postales y cartas”.

Así, disfrutaron finalmente del viaje Jaime Prohens y María Antonia Mamonrrasa, que en una carta enviada a Fely, le contaban que “Colonia nos encantó, nos sorprendió todo, el carácter de la gente, amabilidad, limpieza, orden, respeto por el entorno, pero, sobre todo, la catedral: IMPRESIONANTE… Muchas gracias por todo, nos ha encantado, y lo hemos disfrutado”.

RECETA DEL ROSCÓN GANADOR:

INGREDIENTES:

• 1 kg. de harina de pan
• 6 huevos
• 200 gr. de mantequilla
• 70 gr. de levadura de pan
• 1 copa de coñac
• 1 copa de ginebra
• Ralladura de naranja, limón y mandarina
• 1/4 kg. de azúcar
• 1/4 de litro de zumo de naranja y Fanta de naranja
• Nata, crema o trufa para rellenar
• Sal

ELABORACIÓN:

Poner a calentar a temperatura media el zumo de naranja y la Fanta de naranja. Deshacer la levadura en esa base líquida. Añadir a la mezcla la copa de coñac y la copa de ginebra, los huevos, la mantequilla, el azucar, las ralladuras de los cítricos y, siempre al final, la harina. Tiene que ser una harina de las que llaman “de gran fuerza”.

Batir de forma constante entre 15 y 20 minutos hasta conseguir una masa consistente y uniforme. Taparla con un trapo y dejarla reposar en un lugar caliente, como puede ser la cocina, durante una hora y media. Pasado ese tiempo, formar los roscos y dejarlos “subir” durante una hora y media o dos horas, al cabo de las cuales, los pintaremos con mucho cuidado con yema de huevo, y les añadiremos los adornos: fruta confitada, azucar, etc.

En el horno ya caliente a 180 grados, meteremos los roscos y los hornearemos durante 15 ó 20 minutos, dependiendo del tipo de horno, vigilando el proceso para conseguir que la masa no quede cruda por dentro. Sacar los roscos del horno y esperar a que se enfríen, abrirlos por la mitad y rellenar con nata, crema o trufa.

CONSEJOS DE FELY:

Tener todos los ingredientes “templados” a temperatura ambiente.
Es importante, ya que, por ejemplo, la levadura con frío no sube.
Airear bien la harina antes de mezclarla y afanarse en el amasado, “si se puede media hora, mejor que 20 minutos”.
Ser generoso con los ingredientes.