Premio Haba de Oro 2012: Colegio Isterria

Premio “Haba de Oro” 2012 para el Colegio Isterria

Isterria, comprometidos con la educación

El Centro de Educación Especial, de Fundación Caja Navarra, trabaja para el desarrollo formativo de 72 alumnos con necesidades educativas especiales.

Jesús Ayala, en el acto de entrega del Haba de Oro el 3 de enero de 2013 en el Ayuntamiento de Pamplona, presentó al Centro de Educación Especial Isterria con estas cariñosas palabras:

“Porque es un espejo en el que deberíamos mirarnos cada mañana. Un colegio especial y hermoso que nació de la mano de la Obra Social de la Caja de Ahorros de Navarra hace casi 50 años. Porque trabaja para que personas con discapacidades se desarrollen, y porque luchan además por conseguir que sus familias no sufran”.

Y razón no le falta, ya que Isterria es un espacio por el que en sus casi 50 años de historia han pasado más de 700 alumnos
con diferentes necesidades educativas que se han formado, han aprendido y han desarrollado sus capacidades.

El colegio está situado en Ibero, en un bellísimo entorno natural rodeado de amplias zonas verdes. Sus instalaciones cuentan con todo lo necesario para ofrecer  a los alumnos una educación integral de calidad: aulas de Educación Básica Obligatoria, Programas de Cualificación Profesional Inicial Especial (PCPIE) y Transición a la Vida Adulta (TVA), centro ocupacional, residencia, pistas polideportivas, gimnasio y sala de psicomotricidad, piscina terapéutica, invernadero, jardines, parque con columpios y un amplio conjunto de servicios generales con cocina, lavandería y comedores.

Isterria ofrece tres grandes servicios al alumnado y a sus familias:

· Colegio: concertado con el Departamento de Educación del Gobierno de Navarra. Atiende a 72 alumnos repartidos en 10 aulas de Educación Básica Obligatoria, 3 programas de PCPIE (Agraria, Electricidad y Administración) y un aula de TVA.

· Centro ocupacional: actualmente se forman 19 personas de 20 a 25 años que están en tránsito hacia un recurso de vida adulta
definitivo. Entre otros proyectos, se encargan de hacer todo tipo de regalos para acontecimientos especiales (llaveros, libretas,
pequeñas esculturas, etc.).

· Residencia: facilita la escolarización a 46 niños y niñas con un programa formativo de apoyo al programa escolar. La mayoría
de los residentes tienen a sus familias lejos de Pamplona.

Por otro lado, Isterria cuenta con servicios complementarios que favorecen el desarrollo integral de las personas: psicopedagogía, logopedia, enfermería, trabajo social, ocio y tiempo libre, piscina, comedor escolar, transporte escolar,  extraescolares, fisioterapia y atención residencial temporal (residencia por un máximo de dos semanas a alumnos externos que lo requieran por circunstancias de tipo familiar).

Formación integral novedosa y personalizada

“Isterria es un centro integrador, normalizador, innovador, creativo y acogedor, porque además de atender a niños y niñas con discapacidad y favorecer su integración, trabajamos con los últimos avances educativos e impartimos una educación personalizada”. Así definió la actividad del centro su directora escolar, Josefina Turrillas, al recoger el premio. “Nuestra misión –prosiguió– es proporcionar a los alumnos una formación integral y de calidad que les ayude a integrarse en la sociedad.  Queremos ser un centro de prestigio e innovador y queremos ser reconocidos por descubrir las capacidades de nuestro alumnado y desarrollarlas al máximo. Y para lograrlo contamos con el apoyo incondicional de Fundación Caja Navarra y un equipo de 52 profesionales comprometidos con la filosofía del centro, que se gestiona con criterios de mejora continua”, finalizó.

Para lograr esta formación individualizada, los profesionales de Isterria se basan en la funcionalidad de los aprendizajes y se centran en cada uno de los alumnos, que trabajan en áreas tan específicas como la autonomía personal, la autodeterminación y la comunicación. El proceso clave del sistema de gestión es el llamado Plan de Apoyo Individual (PAI), que marca el camino a seguir desde que el alumno llega al colegio hasta que lo abandona a los 21 años. En este plan se concretan todos los objetivos que se van a trabajar con cada alumno, consensuados por todos los profesionales que cada curso lo acompañan.

Isterria y las familias

Además de fomentar el crecimiento personal de todos los alumnos, Isterria tiene un papel fundamental para las familias, que encuentran en el centro todo lo necesario para que sus hijos estén bien atendidos y desarrollen su autonomía en función de sus capacidades. “Desde que viene a Isterria nuestro hijo está muy contento y feliz. Se nota que es muy querido tanto por los profesionales que trabajan aquí (profesores, cocineras…) como por el resto de sus compañeros. A nosotros nos parece que está como en casa, y eso nos ha dado mucha tranquilidad”. Son palabras de Ana Miral, madre de Daniel Itoiz, un chico de 16 años que entró en Isterria hace cuatro.

“En estos cuatro años hemos notado que nuestro hijo ha avanzado mucho” –prosigue Ana–. “Desde que está aquí interactúa y se relaciona más con el resto de chicos, algo que antes no hacía, ya que pasaba mucho tiempo con adultos; ha incrementado sus habilidades para manejar el ordenador y otras herramientas tecnológicas y poco a poco está empezando a entender las matemáticas, a su nivel, claro, pero con pequeños avances. Aunque para nosotros lo más importante, sin duda, es que se le
ve feliz, y eso es muy grande”, concluye.

Innovación continuada

El centro está continuamente investigando y aplicando nuevas fórmulas educativas para conseguir que los alumnos incrementen
su autonomía personal, por este motivo cobra especial relevancia la formación de los profesionales. Actualmente los docentes están estudiando nuevas metodologías y la introducción del entrenamiento cognitivo como base del aprendizaje llevado a cabo principalmente a través de la herramienta Neuron-up (plataforma web que incluye miles de ejercicios, juegos y simuladores que permiten ejercitar funciones cognitivas básicas y actividades de la vida diaria).

La innovación está enfocada, además, a la evaluación psicopedagógica, a las nuevas tecnologías y, en general, al conocimiento de estrategias relacionadas con el proceso de mejora de la calidad de vida de la persona con discapacidad, como puede ser la inteligencia emocional.

Otras actividades complementarias

Para completar la formación de los alumnos y para que éstos desarrollen su autonomía, además de las clases habituales, Isterria organiza numerosas actividades complementarias, como salidas (Granja Naturalia…), convivencias (semana blanca en Belagua, semana azul en el pantano de Alloz…) y clases extraescolares (música, judo, multideporte, teatro…), que ayudan a completar su formación.

Por otra parte, los alumnos de mayor edad que están en Programas de Cualificación Profesional Inicial Especial o en Transición a la Vida Adulta, fabrican manualmente artículos de regalo personalizados como llaveros, libretas, detalles de boda o de empresa. Esta actividad les ayuda a coger experiencia para trabajos que puedan desarrollar en un futuro, cuando abandonen el centro y se inicien en la vida laboral.

Para saber más…

www.fundacioncajanavarra.es En la web oficial de Fundación Caja Navarra se ofrece información básica del centro y se puede descargar la revista oficial, que se edita cada seis meses.

http://colegioeducacionespecialisterria.wordpress.com/ Blog oficial del centro, con contenidos actualizados de forma permanente.