Participa en el octavo Certamen Literario “Heraldo de los Reyes Magos”

Participa en el octavo Certamen Literario “Heraldo de los Reyes Magos”

Un año más comenzamos a presentaros los distintos concursos que organizamos desde la Asociación Cabalgata Reyes Magos de Pamplona. Queremos que, a través de la participación en los mismos, la gente pueda vivir más intensamente la Navidad.

El primero que ha entrado en acción es el Certamen Literario “Heraldo de los Reyes Magos”. Este concurso, que alcanza la octava edición, lo organizamos con la colaboración de la Asociación de Periodistas de Navarra y está dirigido, exclusivamente, a periodistas navarros.

Cabalgata2003-9

Desde el pasado lunes 13 de noviembre hasta el 15 de diciembre a las 13 horas, se pueden presentar los cuentos a concurso. Por supuesto, se aceptan relatos tanto en castellano como euskera y el tema debe aludir a la Navidad. Los originales deben enviarse a concursoheraldo@periodistasdenavarra.es

Periodistas, os animamos efusivamente a participar en el Certamen y, de esta forma, deleitarnos con un bonito cuento navideño.

Os dejamos las bases completas del Certamen.

¡Comienza a vivir la magia!

Comienza el plazo de inscripción para participar en la Cabalgata Reyes Magos de Pamplona

Comienza el plazo de inscripción para participar en la Cabalgata Reyes Magos de Pamplona

Cada 5 de enero, Pamplona se cubre de un manto especial de magia. Desde la llegada de Sus Majestades a través del Portal de Francia hasta la deseada Cabalgata, nuestra ciudad vive la jornada con una ilusión que impregna tanto a niños como a mayores.

¿Te gustaría ser parte de la Cabalgata 2018? ¿Te imaginas vivir la Cabalgata desde dentro? ¿Siempre has querido participar en la Cabalgata de tu cuidad? Entonces, ¡no pierdas la ocasión de vivir uno de los eventos más bonitos del año!

Si deseas participar en la Cabalgata 2018, te comunicamos que el plazo de inscripción comienza, como todos los años, en la tarde del primer lunes de la segunda quincena de octubre. En esta ocasión, el próximo lunes 16 de octubre, de 16.30 a 19.30 horas, en nuestra sede situada en la Calle Virgen de Oskia s/n.

A partir de ese lunes, los horarios de atención en nuestra sede serán los siguientes:

– Martes y jueves de 11.30 a 13.30 horas.

– Lunes y miércoles de 16 a 18 horas.

¡Atención socios! Para solicitar vuestra participación en la Cabalgata 2018, sólo tendréis que rellenar dos documentos: la solicitud de participación y el decálogo del participante.

En cambio, si todavía no eres socio, deberás rellenar, además de los documentados citados en el anterior párrafo,  la inscripción de socio nuevo.

Con el objetivo de que el proceso sea lo más sencillo posible, miembros de la Asociación Cabalgata Reyes Magos de Pamplona estarán presentes para ayudar a todos los asistentes. Además, rogamos que se acuda con los documentos necesarios rellenados.

Recordamos que para participar es obligatorio ser socio de la Asociación Cabalgata Reyes Magos de Pamplona y tener más de 15 años.

¡COMIENZA A VIVIR LA MAGIA!

Más de 250 personas acuden a la Fiesta de Clausura 2017

Más de 250 personas acuden a la Fiesta de Clausura 2017

Algo más de un mes después de la Cabalgata, ayer celebramos la “Fiesta de Clausura Cabalgata 2017” en el salón Princesa del Hotel Tres Reyes.

Esta Fiesta, a la que acudieron más de 250 asistentes, ha servido para reconocer a las personas, entidades y empresas que han hecho posible la Cabalgata de Pamplona y el resto de actividades de la Asociación. A su vez, pudimos entregar los premios de los distintos concursos que organizamos.

Entre las personas que estuvieron presentes, se encontraban el alcalde de Pamplona, D. Joseba Asiron; algunos concejales como Enrique Maya o Maite Esporrín; el presidente de la Fundación Ilundain Haritz-Berri, Eugenio Lecumberri, galardonada con el Haba de Oro de 2016; componentes de los jurados de los concursos y miembros de la junta directiva de la Asociación Cabalgata Reyes Magos de Pamplona.

Clausura Cabalgata-1 Little

Respecto a las entidades patrocinadoras, acudieron Izaskun Azcona, de la Obra Social “la Caixa” en Navarra; Javier Fernández Valdivielso, director de la Fundación CAN; y representantes de las empresas que se han incorporado este año como nuevos colaboradores (Navarra.com, Mudanzas Gamo y Sercoin) .

Hay que destacar el pequeño e inesperado homenaje sorpresa que se realizó a D. Fernando Lizaur, presidente de la Asociación Cabalgata Reyes Magos de Pamplona. Durante el acto, dos de las personas que han encarnado los papeles principales de la Cabalgata en años pasados, han entregado la estatuilla de los Reyes Magos y una placa de recuerdo al presidente. Se trataba de Juan José Martinena, historiador y exdirector del Archivo Real y General de Navarra, y Enrique Martín Monreal, exentrenador de Osasuna.

Clausura Cabalgata- Little

Por otra parte, el alcalde de la Ciudad entregó el reconocimiento de la Asociación Cabalgata Reyes Magos de Pamplona, al cantante pamplonés Javier Erro. El presentador del acto destacó su disponibilidad y generosidad para apoyar las actividades de la Asociación y, entre ellas, el concierto que dio el 4 de enero por la tarde en la Plaza del Castillo, como colofón del Festival Callejero “Reyes Magos”.

Tras un sorteo de regalos entre el público asistente, el acto se cerró con los discursos de D. Fernando Lizaur, presidente de la Asociación Cabalgata Reyes Magos de Pamplona, que destacó el esfuerzo realizado durante los 20 años de existencia de la Asociación; y del alcalde de la Ciudad, D. Joseba Asiron, que expresó su gratitud a la Asociación por la organización de la Cabalgata.

En el aperitivo posterior, los invitados brindaron para que la Cabalgata de 2018 vuelva a ser un nuevo éxito.

Navidad en el rellano – Leyre Hualde

Navidad en el rellano – Leyre Hualde

Premio VII Certamen literario ‘Heraldo de los Reyes Magos’
de Cuentos de Navidad 2017

 

Leyre_Hualde_Premiada

 

I

De un momento a otro la fachada del ayuntamiento se iluminó. Miles de bombillas rojas y blancas se encendieron provocando gritos de emoción entre los niños presentes en la plaza. “¡Mira qué bonito, mamá!”, dijo Silvia mientras tiraba de su mano. Al lado, Adrián miraba hipnotizado al edificio desde la altura que le proporcionaban los hombros de su padre. “¡Ya es casi Navidad! ¡Ya es casi Navidad, papi!”, repetía sin cesar.

A ella no le pasó desapercibida la sonrisa forzada de su marido mientras contestaba al pequeño. El la vio agarrar con fuerza el bolso y cambiárselo de hombro, en un intento, probablemente inconsciente, de alejarlo de su hija. Ambos evitaron los ojos del otro, no fuera que vieran reflejados en ellos el miedo que se ocultaba en los suyos.

Ese día los niños se durmieron enseguida, agotados después de ese pequeño paréntesis en la semana que suponía la fiesta de San Saturnino. “Los kilikis son lo que más me gusta de Pamplona”, había dicho Silvia muy convencida a la hora de comer. Sin embargo, al irse a la cama ya había cambiado de idea: “Lo que más me gusta es la Navidad -afirmó-, porque hay luces en las calles, se merienda chocolate caliente y se pueden comprar castañas… Justo como hoy y eso que todavía falta casi un mes”. “Y vienen los Reyes”, le recordó entre bostezos su hermano que, con tres años, por primera vez era realmente consciente de que, si se portaba muy bien, Melchor, Gaspar y Baltasar le dejarían algún juguete al lado de su zapato.

Tras los besos de buenas noches, Andrea se sentó en la cocina, con la mirada perdida, hojeando sin verlo el catálogo de juguetes que revisaban sus hijos un rato antes. ‘¡Me lo pido! ¡me lo pido!’, resonaban sus vocecillas en su mente. “¿Dónde has dejado tu bolso?”. La voz de Nacho le sobresaltó. Por eso, hizo un esfuerzo para parecer tranquila: “Por ahí estará… En nuestra cama, creo…”, le respondió mientras sus pasos se perdían por el pasillo. Cuando volvió, soltó el sobre encima de la mesa como si quemara y ella notó de nuevo ese peso que le había acompañado todo el día en el fondo de su bolso.

  • ¿Sabes que no conseguimos nada no abriéndolo, verdad?
  • Lo sé, pero no quiero ni leerlo… Total, ya sabemos lo que pone.
  • Cierto… Aquí está: “Debido a la deuda contraída con la empresa suministradora del servicio de luz y gas, se cortará el suministro de su vivienda el próximo 20 de diciembre. En caso de hacer frente al pago en el plazo de 7 días, se restablecerá el servicio en 24 horas. En caso contrario, el día 27 de diciembre se le retirará el contador.”
  • Joder, ¡en Navidad! ¿Esa gente no tiene hijos o qué?
  • Chss, no subas la voz, no vaya a ser que los niños sigan despiertos.
  • ¿Y qué vamos a hacer? ¿Me lo quieres explicar? Porque ya no me vale con que me digas que esté tranquila y que lo arreglaremos, porque no me lo creo.

Ese silencio denso que empezaban a conocer demasiado bien se instaló de nuevo entre ellos. Andrea repasó mentalmente las cuentas que se sabía de memoria. Por un lado, el sueldo precario de Nacho y lo poco que ella ganaba trabajando esporádicamente; por otro, la maldita hipoteca, los gastos de la casa, la comida, la ropa y las pocas cosas que compraban cuando eran realmente necesarias. Meses atrás, cuando la balanza comenzó a inclinarse poderosamente hacia el lado de los gastos y ellos ya no podían privarse de nada más, dejaron por primera vez un recibo sin pagar. Un pequeño gesto que no significaba nada en las cuentas de una gran compañía, pero que abrió la puerta de su casa a la vergüenza y el sentimiento de culpa.

Los sobres empezaron a llegar. Primero, en tono amistoso; luego, amenazadores. Y ahí, ante sus ojos, en la mesa de la cocina, estaba la sentencia: en menos de un mes se quedarían sin luz. Y sin calefacción. Y sin agua caliente. Y sin dibujos animados por la mañana. Y sin cuento de buenas noches. Y sin luces en el árbol de Navidad.

 

II

Cuando sonó el despertador, Andrea y Nacho seguían tan despiertos como al acostarse. Durante toda la noche, sus ojos habían estado fijos en la oscuridad, como si trataran de adaptarse a ella. Al fin y al cabo, eso es lo que les esperaba: unas Navidades en tinieblas.

Con miedo, Nacho apretó el interruptor. Había luz. “Al menos, los niños se van a ir al cole tan contentos… Cuando vuelvan les dices que algo se ha roto y vamos a estar unos días así… para ellos será casi como un juego”, comentó. “Si, ya lo hemos hablado… Sigo creyendo que es mejor decirles la verdad, pero bueno, haremos el paripé por lo menos hasta Nochebuena”, respondió Andrea con amargura.

La emoción de alumbrar la casa con velas y de dormir juntos en una cama para estar más calentitos duró poco. “Mamá, diles a los señores de la luz que la arreglen ya, que mañana es Nochebuena”, se quejó Silvia esa tarde. A partir de ese momento, los dos niños centraron todos sus esfuerzos en convencer a su madre de que una Navidad sin luces en el árbol no era Navidad. Como si ella pudiera hacer algo… “Cenaremos algo por ahí, me da igual el dinero”, le dijo con determinación esa noche a Nacho. “Así no estaremos a oscuras en Nochebuena, que se me parte el corazón escuchando a los niños”.

La Nochebuena fuera de casa acaparó las conversaciones de los niños esa noche: “¿A dónde irían?, ¿podrían cenar pizza?, ¿y helado de postre?, ¿habría más niños o sería una cena de mayores?”. Las preguntas parecían no tener fin y su alegría cotidiana poco a poco contagió a Andrea y Nacho, que por primera vez en meses alejaron los problemas de sus cabezas y se centraron en disfrutar de ese tiempo con sus hijos.

La cena fue un éxito. Silvia y Adrián cenaron pizza y helado, cantaron villancicos y corretearon por todo el restaurante con los otros niños. Al día siguiente, el pequeño todavía estaba tan alterado que Nacho decidió llevárselo a dar un paseo. De vuelta a casa, la vecina de enfrente, acompañada por dos de sus nietos, les alcanzó en el portal. Aurora disimuló su sorpresa al enterarse, por boca de Adrián, de que habían cenado fuera porque la luz “se había rompido hace días”, pero no dijo nada. “Se dice roto, Adrián”, corrigió Nacho mecánicamente. “Anda, vamos a subir andando y así no molestamos a Aurora que casi no vamos a caber en el ascensor”, dijo llevándose al niño con la mirada perdida.

 

III

Con el primer timbrazo, Andrea, que estaba dormitando en el sofá, se sobresaltó. Con el segundo, se levantó a abrir esperando con todas sus fuerzas que al otro lado de la puerta no estuvieran los empleados de la compañía eléctrica dispuestos a retirarles el contador un día antes de lo previsto. Al encontrarse frente a ella a su vecina Aurora, se relajó y suspiró con alivio.

-Chica, parece que has visto un fantasma- saludó Aurora-.

-No, no… lo que pasa es que me has pillado en la siesta- se excusó-. ¿Qué quieres? ¿Necesitas algo?

– No, solo venía a desearos feliz Navidad y a invitarte a que pases a mi casa a tomar un café y charlar un rato, si tienes tiempo.

– Claro… Cojo las llaves y voy- dijo Andrea, sorprendida.

El calor del salón, el olor a café recién hecho y las luces del pino recibieron a Andrea, que intentó no pensar en todas las navidades anteriores, en las que ella también disfrutaba de esos pequeños lujos sin ser consciente de ello. Aurora, que trajinaba en la cocina, le invitó a sentarse y enseguida apareció con dos tazas y dos porciones de bizcocho. Le preguntó si los niños habían sacado buenas notas, si iban contentos al colegio, qué tal el trabajo de Nacho, si ella había hecho alguna entrevista últimamente… rodeos para evitar la cuestión que rondaba en su mente desde la tarde anterior.

Finalmente, se llenó de valor y retorciendo una servilleta entre las manos, le dijo: “Mira Andrea, sé que igual me estoy metiendo en donde no me llaman y por eso no quiero que te enfades por lo que te voy a decir… Ayer me encontré con Nacho y el niño en el portal y no dejó de darle vueltas a una cosa que el pequeño me dijo… ¿Os han cortado la luz?”. Ante el silencio de Andrea, que se había quedado paralizada, Aurora continuó: “Si me estoy confundiendo y me he montado una película en la cabeza, lo siento mucho; pero si tengo razón, me gustaría que sepas que me lo puedes decir, que las vecinas estamos para ayudarnos”.

Andrea intentó tomar un sorbo de café, pero el temblor de sus manos no le dejó ni coger la taza. No había hablado con nadie acerca de la situación que estaban viviendo y no sabía por dónde empezar. Así que se lo contó todo a su vecina: la inquietud de las cuentas que no salen, los números rojos que no pueden esquivarse, el primer recibo sin pagar que cae como una losa y, por último, la oscuridad. Una oscuridad que burlaron durante unas horas delante de una pizza, pero que seguía ahí por la mañana y que sería casi definitiva cuando les quitaran el contador. “Y todo en Navidad”, repetía Andrea entre lágrimas. “Creemos que los niños todavía no son conscientes porque disfrutaron mucho en Nochebuena, pero ¿qué vamos a hacer en Nochevieja y en Reyes?”.

Esa noche Aurora dio más vueltas de las habituales en la cama y no precisamente por culpa del dolor de su cadera recién operada. No conseguía quitarse de la cabeza a los dos niños tan simpáticos que vivían en la puerta de enfrente. “En vez de disfrutar de las fiestas como deberían, van a darse cuenta de lo jodida que es la vida a veces”, se lamentaba.

Cuando comenzó a amanecer, cansada de estar tumbada sin poder dormir, Aurora se levantó y se sentó frente a su tocador, abrió el segundo cajón y sacó la cartilla que había actualizado días antes. Sin poder aguantarse, y animada por la idea que se había abierto paso en su mente durante la noche, llamó a su hija en cuanto dieron las siete. “Quiero que vengas a desayunar porque tengo que contarte una cosa y pedirte que me lleves al banco”. “No, no me he vuelto loca, ya sé qué hora es”. “Tú ven, que no tenemos mucho tiempo”.

 

IV

Al salir del banco, Aurora sintió una emoción ya casi olvidada: esa mezcla de nervios y alegría que le recorría el cuerpo la noche de Reyes imaginando la cara de su hija al abrir los regalos. Tras pagar la deuda de sus vecinos, le habían informado de que no tardarían mucho en dar de nuevo de alta el servicio, siempre que los técnicos no hubieran quitado ya el contador. “De todas formas, vamos a pasar el aviso para que no lo retiren, señora, esté tranquila”, le habían dicho.

Aprovechó el resto de la mañana para hacer algunos recados y, cuando la cadera empezó a molestarle, se dirigió lentamente a casa. Al doblar la esquina, levantó la mirada hacia su balcón como hacía siempre y, allí, en la ventana de al lado, vio parpadear las luces verdes, rojas y azules del árbol de Navidad de Silvia y Adrián.

Satisfecha, aceleró el paso y entró en el portal pensando si debía hablar directamente con sus vecinos o si era mejor esperar un poco. Sin embargo, no tuvo que tomar ninguna decisión. En cuanto el ascensor alcanzó el tercer piso, Andrea salió al rellano con los ojos brillantes. “Aurora, tenemos luz. Alguien la ha pagado por nosotros… ¿Tienes algo que ver?”. “Puede ser… Estas cosas pasan en Navidad”- respondió la anciana con una sonrisa.

¡Gracias a todo el mundo que ha hecho posible la Cabalgata de Pamplona 2017!

Desde la Asociación Reyes Magos de Pamplona, queremos agradecer a todas las personas que han participado, de alguna forma, en el éxito de la Cabalgata 2017. No solamente en el transcurso del día cinco de enero, sino en todas las actividades que hemos ido realizando durante las Navidades.

 

agradecimientos

 

En especial, nos gustaría reconocer  a todos los socios que con su cuota anual construyen parte importante de la Cabalgata de Pamplona, así como a los voluntarios que nos han donado su tiempo. Y, por supuesto, a los distintos patrocinadores y colaboradores que  nos ayudan con una aportación vital.

Ya estamos inmersos en la Cabalgata de Pamplona 2018. ¡Gracias a todos!

 

 

 

Éxito total del XVI Concurso “Roscón de Reyes”

La XVI edición del tradicional Concurso Roscón de Reyes que organiza la Asociación Cabalgata Reyes Magos de Pamplona ha tenido lugar esta mañana. Como novedad, este año, ha tenido lugar al aire libre, concretamente en la Plaza del Castillo. El evento ha sido un éxito total con una buena afluencia de gente que ha podido degustar los roscones.

rosconconcurso

Este concurso cuenta con el patrocinio general de las actividades de la Asociación por parte del Ayuntamiento de Pamplona y de la Obra Social “la Caixa” junto con la Fundación Caja Navarra. También lo apoyan el Restaurante Europa, Bodegas F. Olimpia Oficialdegui y Taberna.

El jurado ha estado compuesto por las siguientes personas: Pilar Idoate, del Restaurante Europa; Juan Cruz Cruz, ex-profesor de Alimentación y Cultura de la Universidad de Navarra; Pío Barbería, profesor de la Escuela de Hostelería Ibaialde de Burlada; Virginia San Miguel, responsable de marketing de Taberna; María Jesús Ramírez, técnica de turismo; y Beatriz Vicondoa, en representación de la Asociación Cabalgata Reyes Magos de Pamplona, que ha actuado como secretaria del jurado.

De los 21 participantes de esta edición, los ganadores han sido, por orden alfabético, Mari Cruz Castillejo (de Villava), Silvia Redondo Rodríguez (de Sarriguren) y Lucía Sánchez Sanz (de Pamplona).

La entrega de los premios se realizará en la Fiesta de Clausura Cabalgata 2017 que tendrá lugar dentro de un mes en el Hotel Tres Reyes y que se anunciará oportunamente. En dicha Fiesta se dará a conocer quién recibirá cada uno de los premios y que son los siguientes:

– Primer premio: viaje para dos personas un fin de semana a Colonia (Alemania) para conocer las reliquias de los Reyes Magos.

– Segundo premio: pan gratis durante un año gracias a la gentileza de Taberna.

– Tercer premio: cena para dos personas en el Restaurante Europa.

La ambientación del concurso ha corrido a cargo de la Asociación Cabalgata Reyes Magos de Pamplona que ha contado para la ocasión con los Pasteleros de la Cabalgata con sus grandes roscones. Los niños han podido disfrutar de los pintacaras y los Carteros Reales han recogido las cartas para los Reyes Magos y han repartido caramelos.

Tras la deliberación del jurado, el público que se ha acercado hasta la Plaza del Castillo, ha podido degustar gratuitamente los roscones que generosamente ha cedido Taberna.

Descubre cómo ha transcurrido el evento en el siguiente vídeo:

 

La Cabalgata con más participación ciudadana de la historia

Esta mañana se ha celebrado en el Hotel Tres Reyes la rueda de prensa para informar sobre cómo se han desarrollado nuestras actividades a lo largo de las Navidades y, por supuesto, para informar sobre todo la actividad de mañana, día cinco de enero.

Nuestro secretario de la Asociación Cabalgata Reyes Magos de Pamplona, Jesús Ayala, ha presentado en la rueda de prensa la Cabalgata de 2017, junto a Rubén Santamaría, director del área de negocio de Caixabank en Pamplona Centro y Javier Fernández Valdivielso, director general de la Fundación Caja Navarra, principales entidades patrocinadoras privadas.

ruedadeprensa2

Jesús Ayala ha querido destacar que las casi 500 personas que solicitaron su participación en la Cabalgata podrán acompañar a los Reyes Magos. Se trata de un récord de participación dentro de la Asociación Cabalgata Reyes Magos de Pamplona. En concreto, 460 socios participarán en la Cabalgata, a los que hay que sumar 400 de grupos contratados para el evento.

Como novedades importantes de esta edición tenemos el espectáculo que realizará la Pamplonesa durante la llegada de los Reyes Magos, así como nuevas incorporaciones como el Grupo Vocal Tempo d’Intermezzo, el grupo de Danza Patricia Beltrán , el grupo de Gimnasia Rítmica del Club Natación Pamplona o la Brigada Distribuidora de Juguetes. Además, se ha querido mejorar la seguridad vallando toda la Plaza del Castillo.

Y, como no podía ser de otra forma, los caramelos seguirán manteniendo su importancia. En este año, se repartirán un total de 2 toneladas de caramelos de “El Caserío”.

Por último, se ha querido agradecer públicamente al Ayuntamiento de Pamplona y a los distintos patrocinadores y colaboradores que hacen posible la Cabalgata de Pamplona. Y, por supuesto, a todos los socios que con su cuota ayudan a que cada año la Cabalgata mejore.

 

 

La Fundación Ilundain Haritz Berri recibe el Haba de Oro 2016

La Fundación Ilundain Haritz Berri recibe el Haba de Oro 2016

A las doce del mediodía ha tenido lugar en el Ayuntamiento de Pamplona la entrega del Galardón Haba de Oro que otorga nuestra Asociación Cabalgata Reyes Magos de Pamplona. En su XV edición ha recaído en la Fundación Ilundain Haritz Berri.

haba-de-oro2_pequeno

Con la entrega de este galardón se quiere reconocer públicamente a aquellas personas o entidades que, desde sus respectivos ámbitos de actuación personal o profesional, realizan una labor destacable en favor de los niños más desfavorecidos.

En esta ocasión, se ha querido premiar la labor ejemplar que realiza la Fundación Ilundain Haritz Berri desde hace más de 30 años. En total, a lo largo de estos años, han pasado más de 2.500 jóvenes por sus diferentes programas formativos, pre-laborales y residenciales.

El encargado de recibir el Haba de Oro ha sido Eugenio Lecumberri, presidente de la Fundación Ilundain Haritz Berri, de manos del alcalde de Pamplona,  Joseba Asiron.

habadeoro_pequno

Durante el discurso de entrega, Eugenio Lecumberri ha destacado que recibir este premio es el mejor regalo posible de Reyes Magos: “Se trata de un revulsivo de ilusión y optimismo para seguir confiando en el trabajo que realizamos con la juventud”. A su vez, ha querido agradecer a la Asociación Cabalgata Reyes Magos de Pamplona su unanimidad a la hora de decidir quién iba a ser el premiado, así como reconocer la labor que realizan animando las calles durante las Navidades.

Por su parte, Joseba Asiron también ha reconocido la enorme labor que realiza la Fundación Ilundain Haritz Berri. Además, no ha querido perder la oportunidad para agradecer la tarea a todos los trabajadores de la Fundación Ilundain Haritz Berri y, por supuesto, ha animado a que continúen con el trabajo tan necesario que realizan para la sociedad.

Por último, el Secretario de nuestra Asociación Reyes Magos de Pamplona, Jesús Ayala, ha leído el acta del jurado y ha recopilado los motivos que han llevado a entregar el Haba de Oro a la Fundación llundain Haritz Berri.

 

Amplia la información sobre la Fundación Ilundain Haritz Berri en el siguiente enlace.

Las Dromedarias Reales visitan Civican

Las Dromedarias Reales visitan Civican

Cada día que pasa nos acerca más a la llegada de Sus Majestades a Pamplona. Todavía se encuentran de camino pero, de todas formas, nos regalan pequeños avances de la Comitiva Real.

Ayer, 27 de diciembre, llegaron las Dromedarias Reales a nuestra ciudad. Y, dentro de la ruta que van a realizar a lo largo de las Navidades, han acudido esta tarde a las instalaciones de Civican.

¿Quieres saber qué tal ha ido la tarde? ¡Descúbrelo en el siguiente vídeo!