Certamen literario Heraldo de los Reyes Magos

Certamen literario ‘Heraldo de los Reyes Magos’
de Cuentos de Navidad

Organizado por la Asociación de Periodistas de Navarra
y Asociación Cabalgata Reyes Magos de Pamplona

Premios VII certamen (año 2017):

  • Primer premio. Leyre Hualde, con el cuento “Luces de Navidad”.
  • Accésit “Rey Melchor”. Miguel Ángel Barón, con el cuento “Huida al mar”.
  • Accésit “Rey Gaspar”. Leire Escalada, con el cuento titulado “Chupito de Navidad”.
  • Accésit “Rey Baltasar”. Koldo Larrea, con el cuento titulado “Milagro”.

Premios VI certamen (año 2016):

  • Primer premio. Miguel Ángel Barón con el cuento “Entre dos magos
  • Accésit “Rey Melchor”. Raquel Rodríguez Collados con el cuento “Botines de charol“
  • Accésit “Rey Gaspar”. Jaione Sanz Benito con el cuento “Diego y el cartero real“
  • Accésit “Rey Baltasar”. Carol Eslava Uría con el cuento “La Nati“

Premios V certamen (año 2015):

  • Primer premio: Pablo Laporte Miqueléiz: “Crecer entre montañas
  • Accésit “Rey Melchor” Ion Stegmeier Blázquez, con el cuento “Victorioso, feliz y glorioso“
  • Accésit “Rey Gaspar” Carol Eslava Uría, con el cuento “Centinelas“
  • Accésit “Rey Baltasar” Ana Domínguez Vizcay, con el cuento “Firmado, Baltasar“

Premios IV certamen (año 2014):

  • Primer premio: Sara Nahum: Dos mandarinas y unos calcetines
  • Accésit: Ángel Ilundáin Marina: Los Reyes Magos y el burro
  • Accésit: Pablo Ojer Ojer: Deshauciados
  • Accésit: Carol Eslava Uría: El secreto del taxista

Premios III certamen (año 2013):

Premios II Certamen (año 2012)

  • Primer premio: Marialuz Vicondoa: Una Navidad esperada
  • Accésit: Mikel Ilundáin: Christmas Alley
  • Accésit: Maite Sánchez Insausti: “Navidad en mi armario”
  • Accésit: Pablo Ojer: La Navidad perdida

Premios I Certamen (año 2011)

BASES

CONVOCANTES.

La Asociación Periodistas de Navarra y la Asociación Cabalgata Reyes Magos de Pamplona convocan el VII Certamen de Cuentos de Navidad ‘Heraldo de los Reyes Magos’, con el fin de fomentar la creación literaria.

PERIODISTAS.

Podrá presentarse todo periodista navarro/a, entendido como tal aquel profesional que, nacido en Navarra, desempeñe su labor tanto en la Comunidad Foral como fuera de sus límites; como todo aquel que, no siendo navarro de nacimiento, sea esta su tierra de adopción y desempeñe su labor en ella. En todo caso han de ser licenciados en una Facultad de Ciencias de la Información, de Comunicación o inscritos en el Registro Oficial de Periodistas de la FAPE.

TEMA.

Es válido cualquier tema que aluda al tiempo de Navidad.

TEXTOS.

Se aceptarán textos en español y en euskera, de una extensión máxima de 3.000 palabras, escritas en cualquier fuente (tamaño 12) y doble espacio en formato A4 (210×297 mm). Deben llevar páginas numeradas y escritas por una sola cara. Las obras han de ser inéditas. Cada participante podrá presentar un máximo de dos trabajos. La Organización no devolverá los trabajos.

DERECHOS.

Las obras premiadas quedarán en propiedad de la Asociación de Periodistas de Navarra y de la Asociación Cabalgata Reyes Magos de Pamplona, que se reservan el derecho de publicar los cuentos premiados, sin que ello suponga o sean exigibles derechos de autor.

PLAZOS.

El plazo de entrega de los cuentos finaliza a las 13.00 horas del 16 de diciembre de 2016. Los originales se presentarán exclusivamente por correo electrónico, enviando un correo con el escrito adjunto a la dirección: concursoheraldo@periodistasdenavarra.es

PRESENTACIÓN.

Se enviarán en un mismo correo dos archivos en formato texto [MS Word o similar]:

  1. El primero de nombre “Cuento” contendrá el cuento propiamente dicho;
  2. el segundo de nombre “Datos” contendrá los datos del autor/a: nombre, apellidos, dirección y teléfono, título del trabajo y lema.

PREMIOS.

Se establece un único premio y cuantos accésit, hasta tres, estime el Jurado. El ganador tendrá una asignación económica de 600€ y se hará con una estatuilla de autor en barro cocido que representa a un heraldo. Los áccesit contarán con diploma acreditativo del galardón.

JURADO.

El Jurado estará formado por una comisión de 5 miembros: un miembro de la Asociación Periodistas de Navarra o persona en quien delegue, la persona ganadora de la anterior edición –salvo que se vuelva a presentar-, un miembro de la Asociación Cabalgata de Reyes Magos de Pamplona, un profesional del mundo de las letras designado por la APN y una quinta persona indicada por la APN. El fallo del Jurado será inapelable y se comunicará directamente al ganador y posibles accésit y a los medios de comunicación.

ACEPTACIÓN.

El hecho de presentarse a esta convocatoria supone la aceptación de las bases.

Miguel Ángel Barón, ganador del certamen literario 2016

miguelangelbaron

 

El ganador del certamen nos cuenta de dónde viene la historia…

 

Un cuento que hizo real un sueño

“El cuento se ha cumplido”, me dijo María, con un hilo de voz,

en la noche del cinco de enero, en los albores de la magia”

 

Un amigo, Fernando Múgica, yéndose de la vida con paz –desde julio de 2015-, lleno de bondad y aceptación de cerrar una vida en la que había sido ‘razonablemente feliz’. Y una hija, María, lejos de su hogar, de su marido y de sus tres hijas, cuidándolo con mimo, vaciándose en el amor a su padre, tejiendo las hebras que unirían, como nunca, a una gran familia. Al final, tomándole de la mano, sin tratar de retenerlo, acompañándole, arrodillada junto a su cama, le dejó marchar; fue un 12 de mayo, un jueves por la tarde en que el tiempo se detuvo por unos instantes. “Mi rosa se ha ido”, me dijo; entendí muy bien todo lo que significaba aquella frase… significaba que esa misma noche, una nueva estrella brillaría en el cielo y reiría y sonaría como un cascabel. En su despedida, hubo un ramo de rosas rojas muy especial con una cinta que rezaba: “SS MM Reyes Magos”.

Lo que ahora les narro ocurrió antes, tras cinco meses de luchar viviendo, así fue, viviendo intensamente cada minuto, y conseguir llegar al tiempo de Navidad. En la mañana del 28 de diciembre de 2015 -al día siguiente del cumpleaños de María- yo pensaba en ellos, como cada día desde julio. Fernando había encarnado al rey Melchor el año anterior; y yo, el anterior a éste. Pensé que, en cierto modo, María estaba ‘entre dos magos’.

Comencé a escribir un cuento. Fueron 21 servilletas de papel y cuatro cafés americanos. Varios cigarros, también. Lo que pasó en los días posteriores, quedó escrito en el cuento. El relato se convirtió en realidad. La Nochebuena ya había pasado. Llegó la Nochevieja y el Año Nuevo y esa familia los disfrutó. Luego, el cuatro de enero fui con ellos y tomamos el chocolate, el café, el vino… tal y como lo presagiaba el cuento, y les leí a todos, a Fernando, a sus hijos y a algunos nietos, una carta manuscrita de Fernando Lizaur –otro mago-, llena de sentimiento y cariño hacia su compañero de pupitre en el colegio y también compañero de cabalgada en la Noche de la Ilusión. Muy mágico todo. Me sentí como Melchor en su refugio escribiendo en rollos de pergamino; y es que nunca dejas de llevar un mago dentro.

Y llegó la ansiada Noche de Reyes. Aquella tarde, María, después de hacer varios recados llegó cansada a casa. Se sentó en el sofá del salón, junto a su padre y le preguntó si quería ir a recibir a los Magos. Su padre se levantó como un resorte y salieron hacia el Paseo de la Castellana. Vivían en Madrid. Fernando era quien ‘tiraba’ de su hija por la calle. Él se sentó en una silla, estaba algo débil, con un  gorro de lana por el frío, y le dijo a ella que subiera a la valla y que le fuera contando qué ocurría en el cortejo. Así lo hizo, hasta que llegó la carroza de Melchor, lo suficientemente alta como para que su padre pudiera ver al mago.

María conocía el cuento porque yo se lo había enviado antes de presentarlo al concurso solicitando su autorización. Entonces, cuando Melchor miró hacia donde estaban ubicados, María le preguntó a su padre: “¿Qué, te estás viendo a ti mismo, Melchor?”. Y él le devolvió una mirada, levantando las cejas y abriendo los ojos, expresivamente, indicando que sí, que claro que estaba viéndose a sí mismo. Esto me lo contaba María a las 22.00 h. de aquella noche, al regresar a casa. Y me lo contaba con emoción porque, sentenció: “El cuento se ha cumplido”; llegué a escuchar en su hilo de voz. Esa llamada telefónica, el sentir que me regaló, fue mi verdadero premio.

Hasta el día en que lo escribí, el relato tenía tan solo un 50 por ciento de realidad y otro 50 por ciento de sueño. ¿Qué pasó entre el 28 de diciembre y el cinco de enero para que todo el cuento se convirtiera en realidad? Pues que dos personas desearon con intensidad que se cumpliera ese sueño y, claro, la magia no dudó.

La vida es lo suficientemente seria y dura como para que la consideremos un cuento; pero en la vida ocurren historias que merecen la pena ser vividas, desear que sucedan. No importa la situación en la que nos pillen o que nos puedan coger a destiempo… eso no importa. En definitiva, estas historias, estos cuentos, son un poco como sueños que tienes ahí, al alcance de los sentimientos, para vivirlos y disfrutar de ellos. Yo lo hago, yo los vivo, por muy cerca del corazón que estén. Nunca olvido que si renunciáis a un sueño puede que te pierdas la mejor parte de tu vida.

La vida no es un cuento, para nada; pero hay sueños que pueden cobrar vida. La pasión y la magia de María hicieron que este cuento ocurriera. Todos tenemos una historia que merece ser contada y ella la tuvo ‘entre dos magos’; yo solo la inventé y la escribí, el resto lo hizo María. Ya no tengo duda de qué existen magos eternos, también en la propia vida y, ahora, sé que están entre las estrellas, cuidándonos.