Concurso Roscón de Reyes 2010

NATI DONAMARÍA

Ganadora del Concurso 2009-2010

La ganadora del Concurso de Roscón de Reyes de 2010, Nati Donamaría, llegó con su rosco ganador “por los pelos, tuve que correr mucho, incluso creo que fui la última en llegar, porque quería que llegara lo más fresco posible”.

Nati cree que es muy importante que el Rosco se consuma en su mejor momento, “pero lo que es realmente imprescindible es que todos los ingredientes sean de la máxima calidad posible; la mantequilla, la nata, la levadura… y si no los tenemos, los buscamos”.

En el caso de Nati Donamaría, la calidad no está reñida con la cantidad. “De hecho, nos cuenta, mi receta tiene los ingredientes, cantidades, tiempos y temperaturas calculados para hacer 6 roscos de 6 raciones cada uno. Y es que en mi casa comemos Rosco varios días seguidos, y somos muchos a los que nos encanta. El año pasado hicimos 18 roscos para los días 4, 5 y 6. Como imaginaréis, ya no es sólo el trabajo de repostería, sino toda la organización que conlleva, incluso tengo que ‘tirar’ de los frigoríficos de mis hijos para poder manejar toda esta cantidad de roscos”.

“Desde luego que, para estas cantidades, asegura Nati, en casa no tenemos capacidad, así que preparo la masa y sigo todo el proceso hasta que está fermentada. Luego, si no los vamos a hacer inmediatamente, los congelo”. La receta que sigue Nati comienza mezclando todos los ingredientes y amasándolos durante 20 minutos a velocidad lenta en una pequeña amasadora. “Por supuesto, puntualiza Nati, se puede amasar a mano perfectamente, yo lo hice durante años, antes de comprar la amasadora. Después del primer amasado, continúa Nati, dejo reposar la masa durante 15 minutos tapada con un trapo para que no haga corteza, y la vuelvo a amasar durante 10 minutos, y hago 6 bolas iguales, a las que doy la forma de rosco”.

Para fermentar la masa, Nati Donamaría mete los roscos en el horno apagado con un recipiente de agua hirviendo en la base, durante dos horas con la puerta cerrada. Hecho esto, lo único que resta es pintar los roscos, adornarlos, y meterlos en el horno a 180 grados entre 12 y 15 minutos. Para terminar, el relleno. “A mí me gusta con nata”, dice Nati.

“Para mí, cuenta Nati, todo el trabajo que lleva preparar los roscos no me supone ningún esfuerzo, porque detrás está la satisfacción de estar con toda la familia disfrutando del momento, como la noche del día 5, cuando vienen mis nietos a casa a comer rosco después de la Cabalgata. Es algo estupendo”.

Rosco de Reyes de Nati Donamaría – Ingredientes para seis roscos de seis raciones:

  • 1 kg. de harina
  • 180 gr. de mantequilla
  • 100 gr. de azúcar
  • 20 gr. de sal
  • 3 huevos enteros
  • 300 cc. de leche
  • 40 gr. de levadura de pan
  • 50 cc. de anís
  • 50 cc. de agua de azahar

Como ganadora del octavo Concurso Roscón de Reyes, Nati Donamaría pudo disfrutar de un viaje para dos personas a la ciudad alemana de Colonia, en cuya catedral se custodian las reliquias de los Reyes Magos. “Hace dos años quedé tercera, nos cuenta, y tuve como premio una comida en el Restaurante Europa, que mi marido y yo disfrutamos mucho, aunque a mí me gustó mucho más el viaje”.

Como buena amante de los viajes, Nati no dudó en planificar el viaje para sacar el máximo partido de esta oportunidad. Como ella cuenta, “en el viaje disfrutamos mucho, y cambiamos un poco los planes para poder estar unos días más”.

“Fuimos en autobús hasta Colonia, recuerda Nati, en un viaje que duró un montón de horas, pero que nos permitió visitar varias ciudades, como BadenBaden, Rottemburgo, Friburgo y Heppenheim, que nos gustó mucho. Por supuesto, probamos muchas de las especialidades culinarias alemanas, porque mi marido y yo somos buenos catadores gastronómicos”.

“Llegamos a la Catedral en un día en el que hacía mucho frío y nevaba, cuenta Nati. Al entrar nos encontramos con que estaban celebrando los oficios de Viernes Santo y, como es lógico, no se podían visitar las reliquias de los Reyes Magos. Y no será porque no lo intenté. Con un poco de picardía, poco a poco, me fui acercando a la puerta y casi… Ahí ya me indicaron que no podía pasar, pero por intentarlo que no quede…”.

A pesar de no poder contemplar las reliquias de los Magos de Oriente, Nati guarda muy buen recuerdo del momento, ya que “la Catedral es imponente y muy, muy bonita. Por sí misma, ya merece la visita, y el día en el que acudimos la celebración se oficiaba con coro y órgano. Los fieles que acuden lo hacen con mucho fervor, y me recordó mucho al fervor que se veía en las iglesias de aquí hace años”.

“Este año también quiero presentarme al concurso, asegura Nati, aunque veo muy difícil ganar, viendo el nivel del año pasado, pero lo intentaré”